Usalentillas

0

Cinco razones para utilizar lentes de contacto cuando estamos al volante

admin 18 septiembre, 2018

Aprovechando que se celebra la Semana Europea de la Movilidad, una campaña de concienciación para que los ciudadanos usen un transporte mucho más sostenible, así como para animar a las ciudades a que inviertan en este tipo de infraestructuras, en Usa Lentillas os ofrecemos varios motivos por los que usar lentes de contacto cuando estamos al volante conlleva más ventajas que utilizar gafas.

  1. Proporcionan un campo visual más amplio que las gafas

Llevar gafas mientras conducimos puede resultar incómodo cuando tenemos que estar pendientes de los espejos retrovisores, obligándonos a desviar la vista para poder maniobrar o ver los vehículos que se acercan por nuestra derecha o izquierda. Esto hace que en algunas ocasiones miremos por encima de la montura o por los lados y no veamos con claridad ciertas zonas. En cambio, las lentes de contacto se mueven con el ojo al desviar la mirada hacia cualquier lado, por eso no generan distorsiones como las gafas gracias a que están fijas al globo ocular.

bicicleta-lentes-contacto

  1. No se empañan con la humedad ni se mojan

Los cambios bruscos de temperatura, sobre todo en invierno, hacen que los cristales de las gafas se empañen cuando respiramos porque soltamos vaho. El riesgo se presenta cuando nos las quitamos en plena conducción para limpiarlas. Si, por otro lado, vas en la bici y de repente te sorprende la lluvia, nada podrás hacer para evitar que las gafas se empapen de agua y comiences a ver borroso.

lluvia-conduccion

  1. Puedes utilizar el casco sin tener que quitártelas

Las gafas dificultan la colocación de un casco cuando vas en moto o bicicleta. Llega a resultar hasta incómodo, sobre todo si se trata de cascos con pantalla, y nos obliga a quitárnoslas con las desventajas que conlleva, ya que perdemos calidad en la visión a lo largo del recorrido y podemos tener un accidente. Comprobarás que las lentes de contacto no interfieren para nada en la incorporación de cualquier otro complemento o protector.

gafas-casco-moto

  1. Evitan los deslumbramientos con el sol y faros de otros vehículos

Se trata de una de las principales causas de los accidentes al volante. Los destellos son algo habitual y más graves en personas que sufren astigmatismo, glaucoma o miopía, ya que el tiempo de adaptación de la pupila a los cambios de intensidad de la luz suele ser mayor. Las gafas de sol polarizadas ayudan a paliar esto porque nos adaptamos gradualmente a los cambios de luminosidad. Sin embargo, no garantiza que veas perfectamente en túneles o cuando es de noche. Por ello, las lentes de contacto son tus mejores aliadas.

sol-gafas

  1. Son más cómodas

Las lentillas son más cómodas en múltiples circunstancias. En muchas ocasiones las gafas se tuercen, pueden romperse al caer al suelo o se nos clavan si nos tumbamos para descansar. También suelen ensuciarse con mayor frecuencia. No tendrás que limpiarlas una y otra vez si utilizas las lentes de contacto.

Como ves, nuestra seguridad vial no solo depende del vehículo o las habilidades de conducción. La visión es un factor muy importante cuando estamos conduciendo, ya que no tenemos la misma capacidad visual y, dependiendo de los factores climatológicos (niebla, lluvia o nieve), esta puede quedar restringida. Bien es cierto que las gafas ayudan, pero también dan algunos problemas que no deberíamos resolver mientras estamos en la carretera porque podemos poner en riesgo nuestra seguridad. ¡Usa lentillas!

Deja un comentario

Accede a tu cuenta

No recuerdas tu contraseña ?

Regístrate